El cambio climático es una de las mayores amenazas medioambientales a la que se enfrenta la humanidad y el sector agrícola será el más perjudicado.

Las temperaturas extremas, los deshielos, las precipitaciones y el dióxido de carbono hacen que el cambio climático sea un tema urgente que tratar. Por ello, el estudio de los efectos del cambio climático global podría ayudar a prevenir y adaptar adecuadamente el sector agrícola para, de esta forma, maximizar la producción en la agricultura.

Las heladas de primavera, el calor extremo y la seguía están causando pérdidas de producción, por ello, es importante amoldarse a estas nuevas circunstancias. Debido al aumento de las temperaturas muchos viticultores están adquiriendo terrenos en zonas frías donde antes era impensable plantar viñedos.

El cambio climático afecta a la graduación alcohólica que está subiendo progresivamente, cuando el mercado requiere vinos más ligeros y esto es debido a las extremas temperaturas. Por ello, es posible que en un futuro los sabores de los vinos cambien y las áreas de producción vitivinícola sean distintas a las actuales.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. SABER MÁS

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar