wine-2665634_640

El tiempo óptimo de consumo de los vinos, puede variar en función de numerosos factores.

Los vinos rosados son recomendables que se consuma durante el año siguiente a su embotellado, aunque ciertos rosados pueden aguantar hasta los 2 años.

En cuanto a los vinos blancos, hay diferencias entre los jóvenes y los que cuentan con crianza en barrica. Un blanco joven es recomendable beberlo entre un año y dos después de su embotellado. Un blanco con crianza en barrica puede extender su momento óptimo de consumo entre los tres y los cinco años.

Los espumosos son vinos que con el paso del tiempo van perdiendo gas carbónico. Por ello, se recomienda consumirlos en el año.

En los vinos tintos, los momentos de consumo óptimo cambian entre el joven, crianza, reserva y gran reserva:

  • El tinto jovense recomienda consumir antes de dos años desde su embotellado.
  • Eltinto crianza puede extender su consumo óptimo entre los dos y cinco años una vez embotellado.
  • El tinto reservapuede disfrutar de unos tiempos de guarda comprendidos entre los seis y diez años.
  • El vino tinto gran reserva es el que mayor tiempo de maduración puede alcanzar. El momento óptimo de consumo puede extenderse de media hasta los 15 años.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. SABER MÁS

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar