Si su expendido sabor no te parece suficiente para volverte un amante del vino, aquí te dejamos otras cuatro buenas razones:

  • Combate las bacterias bucales. 

Un estudio italiano ha demostrado que el vino tinto frena el crecimiento de las bacterias causantes de la caries, además de otros asociados a la gingivitis y los dolores de garganta.

  • Reduce el riesgo de cáncer. 

Según investigadores la uva del vino ayuda a combatir contra distintos tipos de cáncer: de mama, de pulmón, de colon. Esto gracias a que el compuesto de las uvas puede matar las células madres de la terrible enfermedad.

  • Mejora las funciones del cerebro.

Varios estudios científicos han concluido que el consumo de vino ayuda a mejorar la función cognitiva. Además previene la demencia, gracias a que reduce la inflamación del cerebro.

  • Felicidad asegurada. 

Con el consumo de vino se liberan endorfinas, las sustancias responsables del placer, lo cual permite entrar en un periodo de relajación, felicidad y disfrute

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. SABER MÁS

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar