corkscrew-4746003_640

Para los amantes del vino, seguro que alguna vez os ha pasado esto: ir a descorchar una botella de vino y no tener a mano un sacacorchos. Os enseñamos que hay más formas de abrir una botella de vino que introduciendo el corcho hacia abajo.

1. Empuja el corcho

Para este truco necesitarás un objeto con extremos redondeados que no destroce, rompa, pique o parta la botella ni el corcho.

Empuja el corcho hacia abajo mientras sujetas la botella con una mano y el objeto con la otra. Hazlo con fuerza hasta que caiga dentro de la botella, pero ten cuidado, el vino puede salpicar.

2. Con un cuchillo

Puedes ayudarte también de una navaja o un cuchillo. Inserta la hoja del cuchillo en el corcho con cuidado moviéndolo de atrás hacia adelante ejerciendo una ligera presión. Debería atravesar todo el corcho, entonces gira hacia adelante y atrás para quitar el corcho despacio. Con el filo dentro del corcho, gira el cuchillo un poco y sigue haciéndolo despacio y con cuidado de no romper ni meter pedazos de corcho en el vino.

3. Usa un zapato

Este remedio es muy curioso, y tan eficaz que pueden utilizarlo hasta los amantes del vino.  La botella debe ir colocada con la parte inferior en el zapato, de modo que el corcho quede frente a ti para que puedas sostener la botella con una mano y el zapato con la otra. A continuación, golpea la planta de tu zapato contra una pared mientras sostienes la botella con suavidad.

Sigue sujetando el zapato y la botella y vuelve a golpear tu zapato contra una pared repetidas veces. La botella debe estar en horizontal y protegida por el zapato para que no se rompa, pero de todos modos no golpees muy fuerte. Un golpe firme varias veces consecutivas debería bastar para que el corcho empiece a moverse por la presión de la botella.

4. Con un tornillo

Para llevar a cabo este truco necesitas un tornillo y unos alicates. Cuanto mayor sea la distancia entre las roscas del tornillo, mucho mejor.

Con el tornillo colocado de manera vertical y los alicates en horizontal, estira hacia arriba realizando movimientos suaves hacia adelante y hacia atrás hasta que puedas agarrar el corcho y estirarle para sacarlo. Si eres un enófilo, seguro que este truco te gusta porque es muy similar a abrir botella de vino sin sacacorchos.

5. Con unas tijeras

Lo mejor para abrir botella de vino sin sacacorchos es usar un par de tijeras pequeñas para niños. Abre las tijeras por completo e inserta la cuchilla más delgada en la mitad del corcho ejerciendo un poco de presión con cuidado. Introdúcelas hasta la mitad del corcho con cuidado de no empujarlo dentro de la botella ni romperlo.

Gira el mango de las tijeras sosteniendo la botella con fuerza mientras giras lo haces. El corcho saldrá en las tijeras si hiciste la palanca con la profundidad adecuada o saldrá lo suficiente como para cogerlo con las manos.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. SABER MÁS

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar